Descubriendo PORTUGAL y sus INCREÍBLES ABANDONOS

Hola amantes de lo antiguo (y abandonado). Hoy volvemos al blog con una nueva entrada, esta vez se trata de una exploración fuera de nuestro país, en Portugal.

Viajando por Portugal

Durante cuatro días realizamos un viaje al país vecino donde pudimos ver todo tipo de casonas del siglo pasado y donde además de visitar sitios abandonados tuvimos que ingeniárnosla para dormir e incluso comer ya que íbamos prácticamente sin suministros ni alojamiento.

Fotografía por @aglezurbex

Si queréis saber más, quedaos conmigo y podréis disfrutar de un gran viaje de urbex.

Nuestra primera exploración en el país vecino

Nuestra primera villa (allí son conocidas como quintas) fue habitada por un mercantil. Tras un par de horas dando vueltas, conseguimos encontrar una entrada en la primera planta para poder acceder al interior de la vivienda.

Fotografía por @aglezurbex

Antes de entrar pudimos ver una cocina entera, con los muebles revueltos, sartenes y un montón cajetillas de tabaco. Esto nos hizo pensar que iba a estar vacío y replantearnos que tal vez no merecía la pena entrar, suerte que no hicimos caso.

Fotografía por @aglezurbex

Bajamos a la planta baja, la cual pensamos que se usaba como tienda ya que pudimos ver el mostrador con una máquina registradora y una báscula. En la parte posterior encontramos productos como telas y comida.

Fotografía por @aglezurbex

Perdiéndonos por los pasillos llegamos a una estancia que se utilizaba como despacho administrativo. Encontramos varios objetos interesantes como una caja fuerte, un teléfono y una máquina de escribir. Todos ellos estaban cubiertos por una gruesa capa de polvo que nos muestró los años de abandono de esta villa.

Fotografía por @aglezurbex

Subimos a la primera planta, por la cual entramos y, viendo las dos primeras habitaciones, ya sabíamos que nos iba a sorprender. Estaba todo ordenado pese a que había indicios para sospechar que habían entrado buscando objetos de valor para sustraerlos.

Nos metimos en un pequeño salón con una radio antigua situada sobre el sofá. Los colores de las cortinas nos hicieron trasladarnos al pasado, fue mágico.

Fotografía por @aglezurbex

Subimos otra planta y, como buena historia, lo mejor está al final. Nos encontramos dos dormitorios en los cuales podríamos haber pasado la noche perfectamente. Pero era el primer día y no teníamos tiempo que perder.

Fotografía por @aglezurbex

La mejor estancia de la villa

En esta planta encontramos lo mejor de toda la casa, una habitación de ensueño. No alcanzáis a imaginar la emoción al ver esos colores, esas sillas y ese sofá rojo en el cual estaba sentado para hacer una foto. Había un piano, el cual todavía sonaba. Parecía que lo acababan de dejar de tocar, era una sensación fascinante que me hizo darme cuenta de por qué hacemos urbex.

Fotografía por @aglezurbex
Fotografía por @aglezurbex

Termino esta entrada esperando haber transmitido un poquito de lo que sentí en esta exploración y deseando contaros más aventuras de nuestro viaje a Portugal.

Un gran abrazo exploradores ¡nos vemos!

No nos abandones(?) y síguenos en Youtube, InstagramFacebook o Twitter

Explorador de lugares fantásticos, intenso y positivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.