¿Esta Imprenta Abandonada imprimía para Nintendo?

Hoy os traemos un lugar que os va a hacer transportaros a vuestra infancia, una imprenta abandonada que trabajaba con grandes marcas que todavía hoy en día siguen estando entre nosotros. ¿Te estás preguntando cuales son? Sigue leyendo y saldrás de dudas.

Visto desde fuera el edificio carece de un encanto especial, pero en cuanto atraviesas la puerta y descubres una amplia sala, todo cambia. El primer detalle que nos llama la atención es que se han colocado varias cajas de cartón que hacen la función de refugio de animales, nos declaramos muy a favor de esto.

Entrada de la imprenta, Fotografía: Rafa Urbex

Al lado de las cajas de cartón nos encontramos con gran cantidad de bidones. No tenemos muy claro el contenido, pero fijándonos en algunos que están tirados por el suelo, descubrimos que vierten un líquido negro, ¿Qué será este líquido?

Los bidones con el líquido sospechoso, Fotografía: Fran Lens

Descubriendo la imprenta

La respuesta a qué contenían los bidones de la primera sala lo encontramos en la siguiente. Nada más entrar hayamos dos gigantescas imprentas, no sólo impresiona el tamaño, también los colores ya que los tonos azulados y rojos destacan mucho en un sitio tan lúgubre.

Una de las imprentas, con su llamativo color azul, Fotografía: Fran Lens
La segunda imprenta con los engranajes al descubierto, Fotografía: Rafa Urbex

Los engranajes siguen llenos de aceite y en los rodillos siguen quedando restos de los últimos trabajos del lugar. Suponemos que el contenido de los bidones era aceite usado o también podrían ser restos de tinta.

Una vista donde se puede apreciar el tamaño de las imprentas, Fotografía: Álvaro Urbex

Esta sala cuenta con más maquinaria, como una guillotina y otras muchas de la que desconocemos su utilidad. Nos sorprende encontrar un periódico de 2009 en cuya portada nos avisa de los grandes peligros que se avecinan con la gripe porcina… no se podrían imaginar lo que iba a ocurrir en 2020.

Guillotina industrial, Fotografía: Rafa Urbex

Un poco más adelante nos encontramos un anuncio de una de las primeras cámaras móviles del mercado, la recuerdo ya que la compré para mi Siemens M55, ¡qué tiempos! Pero este no era el último icono de nostalgia que nos íbamos a encontrar, sin ir más lejos, nos encontramos un cartel del Super Mario para Nintendo Wii y de Pokémon Esmeralda para Game Boy Advance.

Cartel de Super Mario Bros para Nintento WII, Fotografía: Fran Lens
Cartel de Pokémon Esmeralda para Game Boy Advance, Fotografía: Fran Lens

Una vez terminada esta sala decidimos subir a la plantas superiores donde se encontraban las oficinas y almacén. La mayor parte de ellas están reventadas, desde luego no hemos sido los primeros en explorarlo. Para los futboleros, en el almacén encontramos gran cantidad de pegatinas de la Liga BBVA, pero poco más.

El antiguo almacén , Fotografía: Rafa Urbex
Pegatinas de La Liga BBVA para el público catalán, Fotografía: Fran Lens

La sorpresa final

Un poco desilusionados decidimos que es hora de irnos, pero bajando las escaleras encontramos un hueco que nos da acceso a una sala en la que vamos a encontrar “un pedazo de win” como bien dice nuestro boss Fran Lens. En esta parte se guardan todas las muestras de los anuncios que salieron de la imprenta, podemos encontrar anuncios de coches, bebidas o bancos.

Álvaro posando con un cartel de licores , Fotografía: Fran Lens

Pero lo que más nos llama la atención es un tótem del videojuego Pokémon Mundo Misterioso para Nintendo DS.

Tótem del juego Pokémon Mundo Misterioso, Fotografía: Fran Lens

De repente una bofetada de nostalgia nos invade, la de horas que nos hemos podido pasar con este videojuego, la eterna lucha entre azul o rojo… pero nosotros lo dejamos por hoy, voy a encender mi Game Boy y a viciarme al Pokémon, azul por supuesto.

¿Quieres ver este lugar al completo? Aquí tienes nuestro vídeo explorándolo:

Madrileño de Lavapiés, adicto a los videojuegos y a la buena cerveza.

Deja un comentario